Un Salto de Fe al Corazón de Dios

Introducción:

Más allá de quiénes están detrás del proyecto (que son muchos) veamos a donde nos lleva. Estamos siendo guiados a un lugar de paz en nuestras conciencias, y es aquí donde nuestro pensamiento debería fijarse. Las historias son muchas, los caminos, muchos, las formas, innumerables, el propósito, uno. Un Curso De Milagros, es nuestro camino a la Paz, y así como nosotros la hemos encontrado allí, deseamos conservarla, extendiéndola.

En el plan de Dios, todos tenemos un lugar, ocuparlo es imperioso. Estar juntos en ese movimiento, también lo es. Ya no estamos solos, ya no hay excusa para dilatar, no hay argumentos para mantenernos separados, las diferencias caen, el miedo desvanecido, el dolor, trascendiendo y olvidado. Estamos juntos es una afirmación de reconocimiento, la luz es compartida mediante nuestra mutua aceptación como hermanos, inocentes, creados por el Amor Universal, Hijos de Dios.

¿Qué significa todo esto? ¿De qué hablamos cuando mencionamos Amor, Dios, Inocencia? Imposible describirlo. ¿Cómo definir lo insondable, como asir lo que está más allá de toda forma? ¿Con qué objetivo habríamos de hacer tal cosa? Mas, la experiencia es algo a lo que todos tenemos acceso. La luz puede tomar muchas formas (porque no es forma), usar cualquier lenguaje (porque no es lengua), y vestir miles de atuendos, sin embargo, puede reconocerse y compartirse. De eso se trata.